El Colegio de Traductores de Tucumán es una entidad de Derecho no Estatal, sin fines de LUCRO cuyo único fin es proteger el ejercicio de esta Profesión.
Uno de sus objetivos más importantes es fomentar la participación activa y solidaria de los matriculados para el crecimiento de la institución, fomentar la ética profesional, la capacitación contínua y el intercambio con organizaciones gubernamentales, no gubernamentales y asociaciones afines.

Creado el 17 de Noviembre de 2010 por la Ley Provincial Nº 8.366, el Colegio de Traductores de Tucumán es el resultado del intenso trabajo de un grupo de Colegas que creyó firmemente en la necesidad de gestar una institución que valorizara y pusiera a nivel profesional la labor de la traducción. 

La Asociación de Traductores e Intérpretes de Tucumán y el NOA fue el antecedente inmediato del actual Colegio y la primera agrupación profesional de nuestra Provincia en la cual los traductores han podido expresarse y debatir sobre su práctica.

El artículo 7º de la Ley Provincial Nº 8.366 indica:
 Todo documento que sea objeto de traducción en el territorio de la Provincia, debe cumplir los siguientes requisitos:
1. Estar suscrito por traductor matriculado en el Colegio de Traductores de la Provincia de Tucumán, acompañado de su sello aclaratorio en el cual conste su nombre, número de matrícula, tomo y folio;
2. Estar certificado y legalizado, de acuerdo a las disposiciones que se establezcan en el Reglamento Interno.

La tarea de los profesionales abarca numerosas especialidades que posibilitan la actuación en diversas áreas (empresas, congresos,legales de diversa índole).
La traducción realizada por un traductor matriculado tiene plena validez ante la ley, otorga fe pública y es oponible a terceros.
 

Actualmente, el Colegio es miembro pleno de la Federación Argentina de Traductores.

FAT

Menú de cierre